“PUERTAS ABIERTAS” O DESASTRE ABIERTO

De “Puertas abiertas” es un filme que se presentaba como la nueva película de suspenso o terror si así prefieren llamarle, esta película nos prometió mucho en el trailer, fue presentada con una sinopsis un tanto raquítica, por no decir demasiado corta, que dice:

Tras un acontecimiento trágico, una madre y su hijo adolescente se mudan a la casa vacacional de un familiar, donde son acechados por fuerzas inexplicables y tenebrosas.

 

Si bien, no es la mas extensa del mundo podemos percatarnos de que abarca muy bien todo el contenido de la cinta y hay quienes incluso tuvieron un buen (pero fallido) presentimiento al respecto de dicho largometraje, en caso de que no hallan visto el trailer aquí se los dejamos.

Netflix sigue empeñado en convertirse en una de las compañías dentro de la preferencia de los amantes del séptimo arte, hace algún tiempo que podemos decir que lo consiguió con algunos seguidores de las series pero cuando ha intentado esto con la gran pantalla, hasta la fecha le ha faltado mucho para lograrlo. esta película fue uno de los tantos intentos fallidos hasta el momento pero sin mas hablemos de los problemas de dicha película.

El más grave problema de “Puertas abiertas” está en el guion creado por Matt Angel y Suzanne Coote,quienes también fueron directores de la película. Por un lado tenemos la forma en la cual se trata a los personajes la cual se desarrolla con falta de garra, hasta cierto punto podemos concebirlos como monótonos y rosando ocasionalmente en lo ridículo, esto se debe a que después de la discusión entre los integrantes de esta familia ya se pierde cualquier posibilidad de suspenso, es una película por demás predecible y mas posterior a que encontramos con que se plantan pequeñas “semillas” de suspenso que en realidad nunca van a florecer.

Dentro de este largometraje podemos encontrarnos en múltiples ocasiones con la incesante sensación de espera a que todo termine ya sea por el aburrimiento o porque de esas múltiples semillas de intriga ninguna logró ser lo esperado.

Tampoco ayuda en mucho su reparto, donde nos topamos con un Dylan Minnette algo perdido como adolescente dañado por la pérdida de su padre, una Piercey Dalton muy perdida en su papel de madre sobre todo en algunas escenas que son muy poco creíbles y rozaban la total falta de lógica.

Esta es una película donde lo único que podemos esperar es aprender a encender un calentador ya que son excesivas la cantidad de escenas de esto y de la madre del chico  en la ducha.

hay que destacar algo importante de el final y es que fue un final abierto con la intención de crear una franquicia similar a actividad paranormal u otras, pero después de este rotundo fracaso dudamos que pueda existir una secuela, ahora ¿la volvería a ver?  posiblemente en un viaje en autobús de esos donde te ponen películas por 12 horas de camino y no tienes mas opción que mirarlas o dormir.

Con la intención que tomen sus propias decisiones dejaré hasta aquí la nota, sobre todo evitaré contarles un final por demás aburrido y predecible a quienes no han visto este filme, por ahora me despido y esperamos sus comentarios acerca de “Puertas abiertas”.

Por: ErizLG